Amurallan la Casa Blanca con herrería y concreto