Lenta, frágil y complicada sería la recuperación de la economía yucateca