El papa Francisco pide ofrecer una bienvenida digna a los refugiados